Ayuntamientos 2.0

Arte. Ermita de la Virgen del Pilar

Ermita de la Virgen del Pilar.

En medio del término del mismo, a unos 2 km. del pueblo en dirección sureste encontramos la ermita dedicada a la Virgen del Pilar, más esbelta que la de San Roque, pero de las mismas características en su construcción: mampostería, de una sola nave con dos tramos y cabecera rectangular, columnas adosadas a pilastras y arcos rebajados, soportando techumbre de dos vértices.

Adosada a la misma hubo hasta tiempos recientes una casa, que terminó en ruinas, la entrada es en forma de dintel. Una típica construcción popular del siglo XVII.

Los datos más interesantes y concretos nos dicen que D. Francisco Rodríguez, sacerdote de esta iglesia parroquial por los años de 1.688, fue el fundador de ésta ermita, construida a sus expensas, como filial de la parroquia, por eso los bienes que le legó, eran comunicables entre "madre e hija", según la voluntad del testador y la necesidad de cada una. Otorgó testamento en Igea, 24 de febrero de 1.725, ante el notario D. Juan José Navarro de Ramírez.

En este testamento se dice textualmente: "Otorga su testamento y última voluntad, para que se destinen sus bienes, en especial sobre su perpetuidad, para el aseo, aumento y conservación de la ermita de Ntra. Sra. Del Pilar" y luego detalla las fincas y bienes que habían de servir a sus parientes y a la muerte de éstos, pasar definitivamente a ser propiedad de la ermita.

Actualmente sólo queda en esta ermita la imagen del Pilar, barroca del siglo XVIII. Las otras imágenes que la adornan pasaron a la iglesia parroquial, San Emeterio y San Celedonio, restaurados; San Pedro Mártir, algunos niños, mitad del siglo XVII y algunas pinturas sin interés.

También ésta ermita hubo que restaurarla casi totalmente, ya que tenía las maderas del tejado en mal estado.

A ésta ermita solo se acude en peregrinación una vez al año, el día del Pilar, para allí celebrar la eucaristía.

La ermita de San Roque Es la cuarta ermita que se puede visitar en Igea, la encontraremos siguiendo el río Linares, aguas abajo a unos 2 Km. Quizás sea la ermita más antigua, pues sus paredes parecen haber sido construidas en el siglo XVI, (sobre lo que parece ser una antigua fortaleza, ) aunque la cubierta actual sería de siglos posteriores.

Construcción de mampostería y sillarejo, de una sola nave pequeña y de muy escasa altura, con tres tramos y cabecera, el tejado se apoya en toscanas columnas y arcos rebajados, con lunetos y rústica bóveda.

La sacristía cubierta de madera a la vista, y la puerta de arco de medio punto, coronado de sencilla espadeña de un hueco, en ladrillo.

Los muros exteriores, muy difíciles de definir, parecen del siglo XVI, pero la cubierta no se debe remontar más allá del siglo XVIII.

En el testero nacía un retablito de dos cuerpos, en tres calles, con balaustres y grotescos del siglo XVI, con pinturas, sobre tabla, coetánea de la imagen de San Roque y su perro, robando pan y alimentos, para el santo y sus pobres, que fue totalmente robado en 1.978, cuando apenas se había terminado el muy deficiente estado de conservación.

Ahora, en sustitución de lo sustraído se ha hecho una hornacina en la misma pared, en la que se ha colocado la sencilla imagen de San Roque, adquirida por suscripción popular.

Las tablas robadas representaban: San Roque hallado en su retiro (0,79X0,43) San Roque dando sus vestidos y San Roque sanando a loa apestados (0,67X0,43) y el Calvario e imagen titular mencionada antes de 0,81, repintada y retocada en 1.910.

Gobierno de La Rioja | Agencia del Conocimiento y la Tecnolog�a Agencia del Conocimiento y la TecnologíaGobierno de La Rioja

Gobierno de La Rioja

Valid XHTML 1.1 �CSS V�lido! TAW. Nivel A. WCAG 1.0 WAI